Praga en 48 horas: imprescindibles a visitar

¿Tienes solo 48 horas para explorar Praga? No te preocupes, ¡es posible ver lo más importante de esta hermosa ciudad en ese tiempo! En este artículo, te presentamos los lugares imprescindibles que debes visitar durante tu corta estancia en Praga. Desde el majestuoso Castillo de Praga hasta el icónico Puente de Carlos y la famosa Plaza de la Ciudad Vieja, ¡te aseguramos que no te perderás lo mejor de la ciudad en este breve viaje!

Imperdibles en Praga

  • El Puente de Carlos: es uno de los monumentos más representativos de la ciudad y conecta el casco antiguo con el barrio de Mala Strana. Fue construido en el siglo XIV y está decorado con estatuas de santos y personajes importantes de la historia checa.
  • El Castillo de Praga: es uno de los mayores castillos antiguos del mundo y se encuentra en la colina de Hradcany. En su interior alberga la Catedral de San Vito, el Palacio Real, la Basílica de San Jorge y el Callejón de Oro.
  • La Plaza de la Ciudad Vieja: es el corazón del casco antiguo de Praga y en ella se encuentra el Reloj Astronómico, la iglesia de San Nicolás y la estatua del reformador religioso Jan Hus.
  • El Barrio Judío: es uno de los más antiguos de Praga y está formado por seis sinagogas y un cementerio judío. Destaca la Sinagoga Española, construida en el siglo XIX en estilo mudéjar.
  • El Barrio de Mala Strana: es el barrio más pintoresco de Praga y se encuentra al otro lado del Puente de Carlos. Destacan la iglesia de San Nicolás, el Palacio Wallenstein y la Torre Petrin.

Visita Praga en el tiempo adecuado

Si tienes solo 48 horas para visitar Praga, es importante que planifiques bien tu tiempo para aprovechar al máximo cada momento. Aquí te dejamos algunos consejos para que no te pierdas lo esencial:

Día 1:

- Comienza tu día temprano en el Castillo de Praga, uno de los mayores castillos del mundo. Allí podrás visitar la Catedral de San Vito y disfrutar de unas vistas impresionantes de la ciudad.

- Continúa por el Barrio de Malá Strana, uno de los más pintorescos y antiguos de Praga. Allí encontrarás la Plaza de Malé Namesti y la Iglesia de San Nicolás.

- Cruza el Puente de Carlos, uno de los símbolos de la ciudad, y dirígete a la Plaza de la Ciudad Vieja, donde podrás ver el famoso Reloj Astronómico y la Iglesia de Nuestra Señora de Týn.

- Finaliza el día en el Café Slavia, un lugar emblemático donde podrás disfrutar de una buena cena y unas vistas espectaculares del Castillo de Praga.

Día 2:

- Comienza el día en el Barrio Judío, donde podrás visitar la Sinagoga Española, el Cementerio Judío y el Museo Judío.

- Continúa por la Plaza de Wenceslao, la principal de la ciudad, donde encontrarás la estatua de San Wenceslao y el Museo Nacional.

- Termina tu visita en el Barrio de Vinohrady, un lugar tranquilo y lleno de vida. Allí encontrarás el Parque Riegrovy Sady, donde podrás disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad y descansar un rato antes de partir.

Praga en un día sin gastar

Si estás en Praga y solo tienes un día para explorar la ciudad sin gastar mucho dinero, aquí te dejamos algunas opciones para que puedas disfrutar al máximo:

1. Castillo de Praga: Puedes visitar los exteriores del castillo de Praga de forma gratuita. Además, podrás disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad desde allí.

2. Puente de Carlos: El famoso puente de Carlos es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad y es totalmente gratuito. También puedes disfrutar de las vistas del río Moldava desde allí.

3. Staromestske Namesti: Esta plaza es el corazón de la ciudad vieja de Praga y es gratuita para visitar. Allí podrás encontrar la famosa torre del reloj astronómico.

4. Museos: Si eres estudiante o menor de 26 años, muchos museos de Praga tienen entrada gratuita.

5. Parques: Praga tiene muchos parques hermosos y gratuitos para visitar, como el parque Letna o el parque de Petrin.

Recuerda que también puedes caminar por las calles de la ciudad para descubrir su arquitectura y ambiente. Además, hay muchos restaurantes y cafeterías en Praga que ofrecen precios económicos para comer.

Praga en 3 días: Qué ver y hacer

  • Día 1: Comienza tu día visitando el Castillo de Praga, uno de los mayores complejos de castillos del mundo. Luego, camina por el Barrio de Malá Strana y admira su arquitectura barroca. Continúa hacia el Puente de Carlos, un famoso puente peatonal que conecta el centro histórico con la otra orilla del río Moldava. Finaliza el día en la Plaza de la Ciudad Vieja, donde encontrarás la famosa torre del reloj astronómico.
  • Día 2: Comienza el día visitando el Barrio Judío, donde encontrarás la Sinagoga Vieja-Nueva y el Cementerio Judío. Luego, dirígete al Monasterio de Strahov, famoso por su biblioteca histórica y su colección de manuscritos antiguos. Por la tarde, visita el Barrio de Vinohrady, un barrio residencial lleno de tiendas, cafeterías y bares.
  • Día 3: Dedica el día a explorar la Ciudad Nueva, donde encontrarás la famosa plaza de Venceslao y la Ópera Estatal de Praga. Visita el Museo Nacional de Praga para conocer más sobre la historia y cultura checa. Para finalizar el día, disfruta de una tarde relajante en el Parque Letná, donde encontrarás impresionantes vistas panorámicas de la ciudad.

Si tienes 48 horas para visitar Praga, no te pierdas la oportunidad de conocer los imprescindibles que te hemos mostrado en este artículo. Desde el espectacular Castillo de Praga hasta el animado barrio de Malá Strana, pasando por el icónico Puente de Carlos, esta ciudad te sorprenderá en cada rincón. ¡No lo dudes y atrévete a descubrir la belleza de Praga en un fin de semana inolvidable!

Esperamos que hayas disfrutado de nuestra guía y que te haya sido de gran utilidad para planificar tu viaje. ¡Nos vemos en el próximo destino!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Praga en 48 horas: imprescindibles a visitar puedes visitar la categoría Viajes y Cultura.

Lorenzo Delgado

Como apasionado viajero y escritor, he dedicado mi vida a explorar nuevos horizontes y a comprender las riquezas culturales del mundo. Mis libros son el testimonio de mis experiencias y mi deseo de fomentar la apreciación de las diferencias que hacen que nuestro planeta sea único.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir